Komodos.es

Paddle Surf en Benagil

paddle surf benagil

Benagil es un pequeño pueblo de pescadores perteneciente al municipio de Lagoa en la costa sur del Algarve portugués. Benagil es famoso por su cueva que se encuentra cerca de su playa. Tanto la cueva como todo el paisaje kárstico que la rodea ha sido escupildo por el mar y la lluvia a lo largo de miles de años. El entorno es un lugar paradisiaco formado por playas, calas, acantilados, cuevas, grutas, arcos y algares.

Comenzaremos la ruta desde la playa de Carvalho, que está unos centenares de metros de Benagil. Esta pequeña playa es preciosa. Tiene forma de V encerrada entre acantilados color ocre. El arenal es anaranjado. El agua es azul claro. El acceso a la playa de Carvalho se realiza a través de un túnel con escaleras excavado en una pared rocosa. En esta playa hallaremos varias cuevas.

paddle surf playa carvalho

Recorreremos la línea litoral junto a imponentes acantilados. Encontraremos multitud de cuevas y grutas, pudiendo acceder a bastantes de ellas. Navegaremos entre extraodinarios arcos. Cruzaremos calas y playas de ensueño.

cuevas paddle surf playa benagil

La ruta tiene unos 6 kilómetros y 350 metros en total, entre la ida vuelta. Saldremos desde playa de Caravalho hasta el arco de Albandeira. Tomaremos unas dos horas para realizar el trayecto de ida y vuelta en nuestra excursión. En esta zona las corrientes pueden llegar a ser fuertes y las mareas cambian rápido. La temperatura media del agua en verano y otoño es de 20ºC. En invierno y en primavera es de 16ºC. Sin lugar a dudas la mejor época para realizar la excursión es en verano por el clima más caluroso. Nos encontraremos multitud de embarcaciones que se aproximan a ver la cueva de Benagil y el resto de calas.

ruta paddle surf playa benagil

Partiremos de la playa de Carvalho hacia la izquierda bordeando la costa. A unos 600 metros, justo antes de llegar a la playa de Benagil, nos toparemos con una cueva con una gran cavidad. Saliendo de esta cueva navegaremos por la playa de Benagil cuya extensión es algo más de 100 metros. Tras dejar atrás la playa y sobrepasar el primer cabo a la izquierda, llegaremos a la primera de las tres entradas que tiene la cueva de Benagil. Entrar en la cueva sobre nuestra tabla de paddle surf es una de las mejores experiencias practicando este deporte. La cueva es espectacular y está clasificada como una de las bonitas del mundo. Solo es accesible desde el mar. En la parte superior de la cueva hay un gran agujero o algar por el cual entra luz creando un ambiente místico en todo el espacio interior. Este agujero nos recuerda al Panteón romano. Al abandonar la cueva de Benagil nos topamos a escasos metros con la pequeña playa de Corredoura. Esta cala es preciosa y está totalmente desierta ya que solo es accesible por el mar.

playa de Corredoura

Continuamos nuestra ruta en dirección al arco de Albandeira junto a los acantilados. En nuestro trayecto nos encontraremos con varias grutas y cuevas. En muchas de ellas podrás entrar con tu tabla.

cuevas paddle surf playa maro

Antes de completar el segundo kilómetro de la ruta, nos toparemos con varios asombrosos arcos sobre el mar que protegen la hermosa cala virgen de Mesquita. Esta pequeña playa es difícil acceso desde tierra. Estos arcos y las formaciones rocosas que lo rodean son la imagen de presentación del Algarve a nivel internacional.

cuevas paddle surf playa maro

A continuación de la cala de Mesquita llegamos a la famosa playa de Marinha. Está considerada como una de los mejores playas de Europa. Destaca su agua azul claro, su arena y sus formaciones rocosas en el mar.

cuevas paddle surf playa maro

Dejamos atrás playa de Marinha y avanzamos a través de la playa de Malhadada do Baraço, otra playa virgen rodeada de acantilados naturales. A continuación la cala de Barranquinho. Enfilamos ya el trayecto final de la ruta ida hasta el arco de Albandeira. Pasaremos por el algar de Albandeira y la cueva de Renato. Al fondo divisaremos el imponente arco natural de Albandeira.

cuevas paddle surf playa maro

Llegados al punto intermedio de la ruta, toca regresar hasta la playa de Carvalho. Y como no, en el camino de vuelta volver a visitar la cueva de Benagil.